Si eres padre, educador, profesor, terapeuta o psicólogo y estás buscando que los más pequeños aprendan a gestionar sus emociones y que se sientan más seguros de sí mismos, este artículo es para ti.

Déjame hacerte unas preguntas:

¿No sabes como ayudarles cuando sienten rabia, enfado o frustración?

¿Te gustaría orientarlos y no sabes cómo?

¿ Intentas apoyarlos y te sientes frustrado porque no das con la clave?

¿Te gustaría que desarrollasen sus dones y creatividad pero no se te ocurre cómo hacerlo?

Si te resuenan estas preguntas estás en el artículo adecuado, porque sabemos que la infancia es una de etapas más importantes para el desarrollo y la evolución de las personas. Y es en esta etapa donde tienen necesidades físicas, psicológicas, emocionales y sociales.

¿Cuál es la solución a éste problema?

Antes de darte la solución déjame decirte qué no es la solución para que así puedas centrarte en lo que sí te da
resultados:

  • Leer más libros
  • Poner la mente en blanco
  • Pensar que lo estás haciendo mal
  • Mantener
    postura rígida

La solución está en tus manos sólo que no lo has visto, esto es lo que tienes que hacer para ayudar a los niños a relajarse, mediar y que se sientan seguros de sí mismos:

Reconectar con tu propia relajación, capacidad y potencial.

¿Y cómo se hace esto? fácil, seguro que hace tiempo te sentías así y tenías días llenos de de confianza y seguridad en ti mismo. Y ahora si no estás en el nivel que quieres estar, tienes una vida más estresada y piensas que no tienes tiempo es que te has desconectado de tu capacidad y potencial.

Así que hazte esta pregunta ahora mismo…

¿Tengo tiempo suficiente par dedicarle a mis hijos? ¿Es esto lo que yo había soñado? ¿puedo hacer que eso cambie?

Esto es lo que sucede si quieres compartir con los niños momentos tan únicos y especiales y que se sientan seguros de sí mismos.

Enfoca tu esfuerzo en hacer que esos espacios sucedan.

¿Cómo hacer esto exactamente?